BOLETÍN TEGANTAI 10: EXPLOTACION PETROLERA EN MANGLARES

TEGANTAI No. 10

EL ECOSISTEMA DEL MANGLAR

El manglar es un ecosistema muy importante para muchas comunidades humanas alrededor del mundo, y es a la vez un ecosistema extremadamente frágil. Su funcionamiento depende de los ecosistemas aledaños: el río y los salitrales; a su vez, de la salud del manglar depende la salud del mar y de los arrecifes de coral.

Los bosques de manglar están formado por especies que, si bien no necesitan de altos niveles de salinidad para sobrevivir, son tolerantes a la salinidad. Para resistir la salinidad, así como la presencia intermitente de las mareas, ha desarrollado una serie de mecanismos fisiológicos, como son los pnemátoforos, que son unas estructuras por las cuales eliminan sal, y otros sin los cuales no podrían sobrevivir.

A través de la historia y en distintas partes del mundo, las sociedades que viven alrededor del manglar se han beneficiado de estos bosques en una variedad de formas, para asegurar su seguridad alimentaria, su vivienda y otras necesidades culturales, desarrollando una forma de vida y una cosmovisión propias. Estas sociedades son autosuficientes que, por un conocimiento profundo del ecosistema, han sabido conservar el manglar de generación en generaciones.

Los pueblos costaneros han desarrollado una rica variedad de formas de utilización de los productos del manglar. Uno de los mejores ejemplos constituye la gran diversidad que existe en la pesca artesanal, en la construcción de la vivienda a partir de los productos del manglar, la cultura culinaria, etc.

Los manglares han sido utilizados, no sólo para la extracción de mariscos, sino también para extraer su madera, la misma que ha sido utilizada para la construcción de viviendas y postes. La utilización de la madera del manglar, que es incorruptible ha ocurrido desde épocas precolombinas, durante la colonia y aun en nuestros dìas. Esta practica extractivista ha sido llevada a cabo a pequeña escala, y para uso local.

La madera extraída del manglar, es extremadamente variable en color y diámetro, lo que ha hecho que la madera del manglar sea utilizada en diversas formas. Aquella de menor diámetro es destinada a la producción de carbón vegetal, actividad llevada a cabo por los llamados «carboneros» o para transformarla en leona. Arboles de diámetro intermedio han sido usados como postes de luz o para cercas. Troncos de mayor diámetro han sido destinados para la construcción e vivienda.

Por otro lado, la corteza de algunas especies formadoras del manglar son ricas en taninos, compuestos químicos que facilitan el proceso de la curtiembre. Varias poblaciones se han beneficiado también de la corteza de los árboles del manglar.

No son sólo los diversos productos provenientes del manglar los que han hecho de este ecosistema algo valioso para los grupos humanos ligados a oeste. Ha sido también el conocimiento sobre su funcionamiento. Gracias a este conocimiento estas poblaciones humanas han sido capaces de dar al manglar un manejo integral.

Es importante añadir además que han sido mujeres las que se han ligado más integralmente al manglar y que han sido ellas las responsables de su reciclaje Dondequiera que se desarrollen manglares y a través de la historia, vamos a encontrar sociedades que han perdurado junto al manglar, apoyadas fundamentalmente en el trabajo femenino.

A pesar de la importancia de los manglares y de las culturas que se han desarrollado en torno a estos bosques, los manglares son un ecosistema en peligro, siendo las principales causas la acuacultura, la minería y la explotación petrolera dentro de estos bosques.

 

IMPACTO DEL PETROLEO EN LOS BOSQUES DE MANGLAR

Es muy difícil de predecir el efecto del crudo en los bosques de manglar, porque el petróleo tiene diferentes formas y composiciones, y el ecosistema de manglares es muy dinámico

Los bosques de manglar son ecosistemas estuarinos de zonas intermareales y sub-mareales someras tropicales. Son ecosistemas de gran importancia social, económica y ecológica, pues sirven de hábitat para muchas especies de peces y mariscos, sirven de protección contra la erosión del mar y de los vientos marinos, juegan un papel muy importante en el atrapamiento de sedimentos, son fuente de materia prima para una serie de actividades productivas y muchas comunidades se asientan en su entorno.

Para estudiar los efectos de las contaminación petrolera en un bosque de manglar, se debe tomar en consideración factores tales como la cantidad de petróleo presente, la frecuencia de exposición al contaminante, (por ejemplo si la exposiciones crítica o esporádica) el tipo de contaminante, es decir si son fracciones livianas o pesadas, condiciones ambientales. tales como la temperatura, salinidad, concentraciones de nutrientes, movimiento de las mareas, velocidad y dirección del viento, etc; así como la sensibilidad de las poblaciones biológicas locales a los efectos tóxicos de los hidrocarburos.

Las actividades petroleras en bosques de manglar presentan una serie de impactos ambientales, incluyendo, la interrupción del flujo de agua dulce hacia los manglares, alteración del flujo del agua de las mareas hacia los manglares y dentro de ellos, lo que alterar el patrón del drenaje, alteración de la vegetación, alteración del suelo y la inestabilidad general del área.

En las distintas etapas de la actividad petrolera, se registra deforestación para la construcción de facilidades, incluyendo las plataformas de perforación, campamentos, pozos, apertura de carreteras de acceso, helipuertos, etc.

La perforación se hace por dragado, lo que la produce destrucción total del área. El dragado implica hacer más profundo y más ancho los canales existentes, o el abrir nuevos canales. El tamaño y la profundidad del canal viene determinado por el tamaño de la gabarra de perforación utilizada y del nivel del agua durante la perforación. Entre más ancho y profundo sea el canal, mayor será el daño que se haga al ecosistema. La construcción de estos canales alteran la hidrología natural de los manglares y los hace más vulnerables a la erosión. La compactación de los residuos a causa de otras excavaciones puede causar perjuicios posteriores a la zona.

Se elimina la cepas de los árboles mediante una draga hasta una profundidad de 1-2 metros, y los residuos se depositan en la orilla para formar muros de contención, o se depositan en el mar, lo que puede destruir los arrecifes aledaños, y otros ecosistemas vulnerables. Los bancos de residuos pueden extenderse hasta 30 metros más allá del borde del canal, lo que puede producir la propagación del líquido de los residuos, y una propagación vertical de los residuos de dragado a las tierras cercanas. La pendiente de las orillas del manglar pueden colapsar.

Los canales de dragado alteran la hidrología natural de los manglares y aumentan la erosión. Los depósitos de disposición de residuos pueden destruir los manglares mediante sepultamiento directo (por asfixia de los pneumatóforos) o por formación de una barrera al flujo y reflujo de las aguas.

La alteración del suelo puede producir cambios en el pH del suelo y del agua que podrían causar un deterioro crítico de la calidad de los manglares.

El acceso a las zonas de perforación con los equipos de perforación, puede producir los siguientes impactos: tala para las vías de vuelo (si se acceso por helicóptero), clareo del bosque para la construcción de plataforma de aterrizaje, de zonas de andamiaje y para el almacenamiento y transferencia de combustible. Para ello se necesita hacer emplazamientos en tierra bastantes grandes.

Un problema crítico es el abastecimiento de agua, la misma que es utilizada durante la perforación, por el taladro, así como para ser utilizada con fines domésticos por los trabajadores

Los principales residuos industriales derivados de la perforación son los lodos de perforación utilizados, y los ripios. La disposición de residuos se hace mediante la construcción de fosas de lodos, en las que se deposita ripios, lodos y agua, a lo que se suma el agua de la lluvia. En estas fosas puede entrar agua procedente del emplazamiento del pozo y de las áreas adyacentes.

Los principales residuos de la perforación son:

1. Durante el drenaje el principal residuo es agua mezclado con hidrocarburos, productos químicos y partículas de lodo

2. Aguas del proceso, que incluyen aguas de refrigeración de motores y agua de lavado con hidrocarburos y detergentes

3. Gases de válvula y de los mecheros, que incluyen hidrocarburos, polvo, fluidos del pozo, H2S

4. Agentes contra incendios (gases halogenados, agua tratada)

5. Aguas residuales domésticas

6. Productos químicos como cemento, bentonita, barita, diluyentes, reductores de la pérdida de fluidos, que incluyen metales pesados, hidrocarburos, compuestos orgánicos, sólidos y álcalis

7. Antiespumantes, isótopos radiactivos

8. Chatarra, materiales de limpieza, embalajes, protectores de roscas

9. Baterías

10. Productos químicos y sus bidones (tóxicos y ácidos)

11. Lubricantes residuales (aceite de engrasar, grasa, metales, compuestos orgánicos)

12. Separadores (detergentes tenso-activos)

13. Lechadas de cemento, agua de cemento (materiales de pesado, sales, diluyentes, potenciadores de viscosidad conteniendo metales pesados y sales con pH elevado)

14. Lodo de base acuosa consumido y salmuera (lodo entero, materia biodegradable, aceite mineral), que contienen metales, sales inorgánicas, biocidas, que aumentan la demanda biológica de Oxígeno

15. Lodos de perforación a base de petróleo, que contienen además metales pesados, productos químicos del petróleo, tensores, biocidas

16. Ripios de base acuosa, incluyendo sólidos de formación, lodo de base acuosa, aceite mineral, que contienen metales pesados, sales inorgánicas, sólidos, compuestos orgánicos, tenso-activos, biocidas.

La disposición de los desechos sólidos en el manglar puede destruir los manglares por asfixia de los neumatóforos, o por la formación de una barrera al flujo y reflujo de las aguas. La disposición de los desechos líquidos (aguas de formación) produce impactos negativos en la fauna del manglar, que es vital para la supervivencia de las poblaciones ligadas a este ecosistema.

La alteración del suelo puede producir cambios en el pH del suelo y del agua que podría causar un deterioro crítico de la calidad de los manglares.

La descarga de lodos de perforación dentro del manglar produce impactos directos, pues su presencia altera la corriente de agua interior de los manglares.

En caso de presencia de crudo en los manglares, debido a derrames, accidentes o a prácticas ligadas con la limpieza de pozos, se ha registrado extensas áreas de árboles muertos.

La combinación de vientos fuertes continentales, el oleaje, un nivel alto del agua y el descarga de agua dulce baja, resulta en una deposición de petróleo en una área más extensa de bosque arenosos y bosque interior de manglar. Esta contaminación afecta toda la biota del manglar y de hábitats adyacentes especialmente la biota que se desarrolla en las raíces de los manglares.

La presencia de petróleo en los sedimentos del manglar, impacta a otros habitas costeros, produciendo una contaminación critica, que puede permanecer en el área por muchos años.

Esto se agrava con la erosióna gran escala de los sedimientos y la muerte de la vegetación de los bosques arenososo. Debido a que quedan residuos de petróleo en los sedimientos anaeróbicos, los efectos son a largo plazo, sobre todo en lo que se refiere a la dinámica de descomposición, ciclo de nutrientes, etc.

Otros impactos se observa en el crecimiento de las plántulas, que pueden producir una interrupción de hasta 6 años del derrame. La mortalidad se produce por sofocación o por intoxicación, cuando las raíces zacundas quedan cubiertas de crudo

Los árboles maduros que sobreviven, sufren deterioro del dosel más alto, produciendo menor cantidad de biomasa foliar y reducción del número de hojas y yemas.

También se observa una disminución de las raíces absorventes, debido al petróleo que queda en los sedimentos. Estas áreas adyacentes a la zona de alta mortalidad no se recuperan muchos años después del derrame.

La recuperación de un bosque de manglar puede tardar varias décadas, si no ocurren nuevos derrames. No se conoce ninguna manera de limpiar la contaminación del sedimento flojo y sustrato poroso sin destruir el bosque, liberando grandes cantidades de sedimentos en los alrededores o ambas.

– Recomendaciones del Foro E&P sobre la explotación petrolera en bosques de manglar

A continuación se hace un resumen de algunas recomendaciones del Foro de la Industria Petrolera (E & P Forum) sobre la práctica operacional en los bosques de manglar. El reconocimiento de estas recomendaciones, pueden servir como un instrumento para la resistencia a la expansión de la industria petrolera en los manglares, o para exigir medidas de restauración ambiental cuando se necesite.

Lineamientos generales

– Utilización mínima del bosque de manglar en todas las fases

– Interrupción mínima del flujo de agua dulce hacia los manglares

– Alteración mínima del flujo del agua de las mareas hacia los manglares y dentro de ellos

– Alteración mínima de la vegetación Alteración mínima del suelo

– Mantenimiento (cuando sea posible) de franjas amortiguadoras a lo largo de la costa, los ríos, los arroyos y las corrientes

– Control de la contaminación del ambiente

Dada la frágil naturaleza de los ecosistemas de manglar, toda empresa deberá reducir el posible efecto de sus operaciones de petróleo y gas sobre el manglar, a través de:

– una planificación minuciosa de los levantamientos sísmicos, de las perforaciones exploratorias y de la provisión de servicios contingentes

– una selección de aquellas técnicas y equipo que minimice la necesidad de una infraestructura de apoyo dentro del manglar

– un cuidadoso control de las actividades para identificar los efectos inesperados en una primera fase.

La industria petrolera considera que en cada etapa del desarrollo de petróleo y gas hay unos procedimientos que deben ser puestos en práctica, para prevenir posibles daños al manglar y minimizar efectos inevitables.

Levantamientos exploratorios

– Los vuelos a baja altura deberán ser programados de tal manera que minimice las alteración de la cría, migración o patrón de crecimiento de las especies sensibles.

– Deberá minimizarse la extensión de las actividades sísmicas en los manglares. Se debe prestar atención a no alterar el patrón de drenaje.

– La introducción de vehículos pesados es inadecuada porque requieren una vía de acceso de 4 metros de ancho y una base sólida para que sostenga los vehículos.

– Las técnicas de agua, como cañones de aire y de agua, requieren profundidades de más de 2-3 metros y una gran cantidad de equipos auxiliares y requieren el uso de gabarras de rastreo poco profundas. Estas técnicas no son una opción viable en sistemas costeros y poco profundos como son los manglares.

– Cuando se utiliza técnica de explosivos, los agujeros deben ser tapados para evitar la erosión, mantener la hidrología de la superficie y disminuir el peligro para el hombre y para animales

– Las líneas sísmicas deben ser máximo de 1.5 a 2 metros de ancho, debe evitarse la destrucción de grandes manglares, reducir los impactos hidrológicos

– Los campamentos base deberá estar en una gabarra móvil o en un lugar seco

– Caza y pesca está terminantemente prohibida

Perforación exploratoria

– Para empezar la perforación, debe tenerse en cuenta las precipitaciones, monzones, tormentas, navegabilidad de los ríos, profundidad mínima del agua, niveles máximos del agua, corrientes, bancos de arena e influencia de mareas

– Las garbarras de perforación deben ser estrechas para disminuir la necesidad de dragado y pueden utilizar vías difícilmente navegables con más facilidad

– El dragado debe ser hecho de tal manera que se asegure la rehabilitación del emplazamiento.

– La perforación con gabarras puede ser una unidad flotante o una unidad autoelevadiza

– Deberá controlarse cuidadosamente la propagación de los líquidos de los residuos, y evitarse la propagación ateral de los residuos de dragado a las tierras más cercanas.

– En el caso de la perforación direccional, se debe situar el equipo de perforación fuera del manglar

– Hay que evitar el dragado de suelos sulfatados ácidos

– Reducir al mínimo la perforación

– Minimizar el despeje y el uso de la tierra en cualquier construcción. Los campamentos base deben ser situados fuera de los manglares

– Se debe tener un plan de contingencia de los vertidos

Perforación de explotación

– Considerar las medidas las medidas que incluyen la perforación direccional y los pozos de múltiples cabezas para reducir el despeje para los emplazamientos de perforación dentro de los manglares

– Diseñar la perforación para optimizar el uso de rutas de acceso existente y los claros naturales

– Usar perforación agrupadas y perforación reducida

Tratamiento de residuos

– No descartar lodos en base de petróleo, residuos sucios de petróleo o cualquier otro residuo grasiento

– Recoger los fluidos utilizados para el mantenimiento de bosques en tanques de acero para su disposición posterior

– Reinyección de las aguas producidas

– Minimizar la quema y el venteo del gas

– Minimizar el uso de biocidas

Desmontaje y recuperación

– Desmontar o bloquear las rutas de acceso, en sitios donde el uso posterior de la población local no sea apropiado

– Obturar los pozos debajo de la superficie y sacar las estructuras de las misma

– Perfilar la superficie del emplazamiento, recuperar el desagüe natural y estabilizar el lugar

– Volver a sembrar el emplazamiento con vegetación indígena

– Controlar y documentar la recuperación del emplazamiento

Explotación y producción

– Deberá evitarse el suministro de agua dulce desde la región de los manglares, porque puede causar daños irreversibles a la hidrología de la región

– La extracción de agua de acuíferos subterráneos poco profundos puede reducir significativamente la capa freática, causando sequía o intrusión de agua salada

– El diseño del emplazamiento deberá evitar la erosión, deforestación y contemplar el desmontaje

– El número de corredores de despeje para los oleoductos para los oleoductos/líneas de flujo deberá ser mínimo, y las rutas de acceso deberá ser utilizadas para reducir al mínimo el daño a los manglares y simplificar el acceso para la inspección y mantenimiento

– Deberá usarse al máximo los servicios de producción satélite para minimizar el número de líneas del flujo individuales

– El número y la longitud de oleoductos deberá limitarse al mínimo posible

– Las tuberías deberán evitar el flujo natural de aguas subterráneas y superficiales, o el movimiento natural de migración de los animales; su construcción no deberán compartar los subsuelos, lo que representaría una barrera para el flujo de agua

Fuente: Exploración y producción de petróleo y gas en los manglares. UICN, E&P Forum

 

ESTUDIO DE CASO:
EXPLOTACION PETROLERA EN EL DELTA DEL ORINOCO – VENEZUELA

Red de Alerta Petrolera Orinoco Oilwatch

El área del Delta del Rio Orinoco, en el Estado Delta Amacuro-Venezuela, está ocupado por ciénegas y pantanos; en las costas y bordes de los caños que surcan el área se encuentran zonas de manglares. El delta está compuesto por 40.000 Km2 de cuerpos de agua e islas sedimentarias, y es considerado como el último delta que mantiene su equilibrio ecológico de todos los deltas de grandes ríos en el mundo.

El manglar es un área nodriza donde millones de especies entran para completar parte de su ciclo biológico tal como los camarones y langostinos. La zona se caracteriza por ser hábitat de especies de flora acuática y terrestre y fauna de gran importancia a nivel mundial, entre los cuales el caimán y la tortuga verde que se encuentran en peligro de extinción, el manatí, – sobre el cual existe la resolución del Ministerio del Ambiente No 127 que «prohibe toda actividad que de alguna manera altere las aguas, la vegetación o cualquier otro factor del hábitat natural del manatí»-, y otras especies de igual importancia como las toninas, garzas, corocoras, el martín pescador, chigueires, babas. El medio acuático de las planicies cenagosas del Delta del Orinoco está constituido por aguas fluviales y aguas oceánicas y las de transición o estuarinas (manglares), donde existe una variada y abundante fauna.

El Delta del Orinoco está en este momento bajo peligro, pues gran parte del delta ha sido entregado en concesiones petroleras. Las empresas actúan bajo dos modelos de contratos:

– Convenios operativos para la reactivación de campos. Se trata de campos abandonados y que están siendo reactivados. Tienen contratos de reactivación las empresas British Petroleum, que opera el campo Pedernales, ubicado a pocos Km. de la salida del Orinoco al Atlántico;

-Los otros Convenio son esquemas de ganancias compartidas e incluye las empresas: Amoco (Punta Pescador), Lousiana Land and Exploration-Norcen-Benton (Delta Centro), Conoco (Golfo de Paria Oeste), Enron-Inelectra (Golfo de Paria Oeste).

Las empresas poseen concesiones de aproximadamente 200.000 Ha.

En esta área, en el Estado del Delta Amacuro, se encuentra el Parque Nacional Mariusa. La Reserva Forestal Guarapiche, en el Estado de Sucre está en el área de influencia del Delta, y será tambióen afectado.

El delta es el hogar del pueblo indígena Warao, los mismos que representa el 9% de poblaciónvenezolana (30.000 habitantes).

La explotaciónpetrolera en el delta, genera una serie de impactos sociales, culturales y ambientales, entre los que se incluyen, por ejemplo, la póerdida de derechos territoriales, contaminacióny degradaciónde la biodiversidad asociada a sus medios de subsistencia y del conocimiento tradicional, lo que los ha obligado a dispersarse, con la consecuente póerdida de su cultura.

Los recursos biológicos y genóeticos que se están perdiendo son de gran importancia para Venezuela y el mundo, los cuales «deben conservarse y utilizarse sosteniblemente», y el Estado debe «prever, prevenir y atacar en sus fuentes, las causas de su reduccióno póerdidas «, segóun lo expresa el Convenio sobre Diversidad Biológica, del cual Venezuela es país firmante.

Uno de los principales consecuencias de la explotaciónpetrolera en la zona, es el impacto en la actividad pesquera, llevada a cabo en las planicies cenagosas del Delta del Orinoco, y que constituye la principal fuente de proteínas para la poblaciónlocal.

A esto se suma la serie de impactos que ocasiona a la salud local, entre las que se incluye enfermedades directamente ligadas a la actividad petrolera, como son el aumento en la incidencia del cáncer, leucemia, infecciones en la piel y al sistema respiratorio, y otros generados por el deterioro general de la calidad de vida, entre las que se incluye la malaria, las enfermedades gastrointestinales y la desnutrición.

Es importante señalar que óeste es un ecosistema muy particular, en constante proceso de formación, lo que les confiere una gran fragilidad ambiental. Es además una zona altamente sísmica y está expuesta a la acción de las mareas, lo que hace que la zona sea susceptible a rupturas de los oleoductos. De hecho, los Waraos han denunciado ya derrames petroleros, lo que ha producido serios impactos en los manglares pantanosos, la disminución de la pesca y la contaminación de las chacras indígenas.

Al momento, los indígenas Warao están demandando el paro inmediato de toda actividad petrolera en su territorio, la compensación por los daños que han sufrido, y la restauración de su ecosistema.

Secretaria OILWATCH

Quito, 1 de Octubre 1997

Únete a la red oilwatch

Sobre Nosotros

Oilwatch es una red de resistencia a los impactos negativos de la industria del petróleo y el gas en las personas y sus entornos.

Contacta

Secretarias de Oilwatch

contact@oilwatch.org

Health of Mother Earth Foundation

home@homef.org

Accion Ecologica

informacion@accionecologica.org

 

Share This