Petróleo en Ecuador 2003

ecuador2003esp.pdf ecuador2003esp.pdf (64.28 KB)

1. PUEBLO KICHWA DE SARAYACU COMUNICA SU LUCHA

"Mi nombre es Franco Viteri Gualinga presidente de la comunidad de Sarayacu. El pueblo Kichwa de Sarayacu queda en la Provincia de Pastaza en la Amazonía Ecuatoriana. La comunidad pertenece a la OPIP (Organización de Pueblos Indígenas de Pastaza), así como a la confederación regional de la amazonía, a la confederación nacional y a la coordinadora de la cuenca amazónica.

Los estudios que se han realizado en Sarayacu catalogan a nuestras lagunas sagradas y su vegetación como únicas en el mundo. Somos orgullosamente poseedores de la mayor reserva de bosques primarios del país.

Sarayacu tiene una larga historia de oposición a la explotación petrolera, por causa de sus graves impactos ambientales y sociales que provoca. En 1989 impedimos que la compañía ARCO termine sus exploraciones de petróleo dentro del territorio de la comunidad.

El conflicto con CGC/ChevronTexaco tuvo su inicio en 1996 cuando el gobierno del Ecuador y la Compañia General de Combustibles (CGC) de Argentina subscribieron un contrato de exploración de petróleo en el Bloque 23, que abarca 200 000 hectáreas de las cuales 135.000 hectáreas son territorio de Sarayacu.

Luego supimos que tiene relaciones con la Chevron Texaco, pues en 1999, la petrolera estadounidense Chevron, se hizo socio del bloque con una participación del 50%. En el 2001 Chevron fusionó con Texaco, formando así el consorcio Chevron-Texaco.

Sarayacu se opuso desde el inicio a la exploración petrolera. Desde 1999 la compañía CGC ejecutó acciones diversas destinadas a negociar, en forma aislada y separada, con las comunidades y con los socios particulares de la OPIP, generando una serie de situaciones, que indujeron al deterioro de nuestra fortalecida organización hasta ese entonces.

La empresa no pudo convencernos pero si convenció a algunas comunidades vecinas, por ejemplo ofreciéndoles trabajo, asalariándoles. Una práctica ha sido tener relacionistas comunitarios indígenas. Estos se encargan de convencer a la gente para que acepte la empresa. Las comunidades que han hecho tratos con la empresa no están bien, su selva ha sido destruida, y la empresa no ha cumplido con los acuerdos con esas comunidades.

En las comunidades que han hecho tratos con la empresa se ve deforestación de especies botánicas que sirven de nichos ecológicos para animales de caza, y también se ha dado la migración de la fauna a otras áreas. Además impacto en la microfauna terrestre y acuático.

Esto es realizado por los explosivos para los estudios sísmicos. Esto es en lo ambiental. En lo social, se ha dado conflictos intercomunitarios, psicosis, inestabilidad emocional de los habitantes, un empobrecimiento general de la población. De igual manera la empresa inició un proceso de diálogo con la OPIP, una vez que se percató que sería imposible llega a acuerdos con individuos o comunidades parciales únicamente.

Es así como la CGC a través de los denominados relacionadores comunitarios y de la empresa DAYMI SERVICES que contrató para que cumpla como ese particular, ha pretendido, en múltiples ocasiones violentar nuestros derechos colectivos, por lo que me permito relatar, de manera cronológica los actos graves cometidos.

En nuestra comunidad, todo el mundo está movilizado. Las chacras ya se están agotando, porque estamos en los linderos de la comunidad cuidando que no entre la empresa y no hay quien trabaje las chacras. Los hombres no tienen tiempo para la cacería y pesca, los niños pierden clases, porque los jóvenes también están defendiendo el derecho a la vida y a un ambiente sano.

El 20 de octubre del 2000, la OPIP en su XVII asamblea resolvió no aceptar la exploración petrolera en territorios indígenas y pidió que el gobierno acepte las propuestas alternativas de desarrollo de los pueblos de Pastaza, entre otras demandas.

En el año 2001, a pedido de la Asociación Sarayacu, la OPIP queda encargada de elaborar una propuesta para presentar a la CGC que incluya un plan de actividades de desarrollo para las comunidades de Pacayacu y Canelos, el mismo que debía ser discutido y aprobado por la asamblea de la OPIP y por los funcionarios de la petrolera.

Mientras elaborábamos este plan de desarrollo, la empresa inicia una serie de actividades tendientes a lograr la aceptación de los individuos y socios de la OPIP del ingreso de la misma, para desarrollar sus actividades, sin tomar en cuenta la propuesta que acordaron discutir con las comunidades de Pacayacu.

La empresa, por ejemplo se dedicó a contratar a indígenas bajo el nombre de "relacionadores comunitarios" a quienes ofertó en pago y efectivamente pagó valores superiores a 10 mil dólares para que intervengan en sus propias organizaciones y en y miembros de las comunidades, para persuadirlos de que acepten la prospección de la petrolera.

Entre el 6 y 9 de mayo del 2002, en el IX Congreso de la OPIP, se resuelve que ninguna organización, individuo, comunidad podrá negociar unilateralmente o parcialmente con la empresa.

En agosto del 2002, la CGC inició una serie de actividades tenientes a dividir y fracturar a nuestra organización, a pesar de existir el mandato expreso del congreso de la OPIP antes indicado.

El 22 de agosto la GCG firmó de manera ilegal un acuerdo con la comunidad de Pacayacu, contraviniendo la decisión vigente del Congreso de la OPIP, lo que produjo el fraccionamiento de nuestro pueblo y organización.

De igual manera la CGC forjó un supuesto acuerdo con la comunidad de Sarayacu, sin conocimiento de los legítimos dirigentes y de la Asamblea de dicha organización. Finalmente el viernes 22 de noviembre del 2002, trabajadores de la CGC ingresan al territorio de la comunidad de Sarayacu sin autorización de sus dirigentes. El 23 de diciembre Sarayacu fue militarizada. La compañía solicitó la protección del ejército para facilitar su violación del territorio de Sarayacu. Más de 80 militares estuvieron resguardando a los trabajadores de la CGC y sitiando a la comunidad de Sarayacu durante los meses de diciembre y enero del 2003, y se verificaron enfrentamientos de la gente de Sarayacu con militares y con los guardias de seguridad contratados por la empresa.

Por eso, desde hace cuatro meses, la comunidad de Sarayacu se encuentra el estado de alerta, movilizada en la selva para evitar que los funcionarios de la CGC invadan nuestro territorio, en su urgencia por realizar la prospección sísmica. Las mujeres de la comunidad han sido las protagonistas de esta lucha, pues realizan recorridos por la selva, con sus hijos cargados a la espalda, y dispuestas a sacrificar su vida para impedir el avance de las cuadrillas de trabajadores de la petrolera.

Se han violentado de distintas maneras a las familias de la zona. Se han capturado algunos comuneros, sometiéndoles a malos tratos, torturas, golpes. Cuatro compañeros fueron detenidos por efectivos militares el pasado sábado 1 de febrero, y maniatados para que confiesen el "nombre de sus comandantes". En otra ocasión (a inicios de enero), miembros de "inteligencia militar" tratar de montar un informe, en el que supuestamente encuentran evidencia de la formación de células subversivas en la zona.

Todo esto, con el fin de respaldar un contrato viciado de nulidad, donde la empresa ha incumplido su parte luego de 7 años. El año anterior, que caducó dicho contrato, el ex ministro Pablo Terán le concedió una prórroga, sin que se hayan cumplido todos los requisitos de ley que para el efecto existen. No sabemos en qué se basó.

El cerco culminó el pasado 25 de enero, gracias a intensas gestiones que hicimos con autoridades del nuevo gobierno, y se redujeron las tensiones.

El pasado jueves 30 de enero mantuvimos una reunión con las máximas autoridades del actual gobierno (presidente Gutiérrez, ministros de Defensa, Energía y de Gobierno, más el subsecretario de Protección Ambiental).

En esta Audiencia solicitamos:

  1. la inmediata paralización y suspensión de las actividades de prospección sísmica en los nuestros territorios
  2. rediseñar y modificar una nueva política petrolera en el país, que involucre la participación ciudadana y de las nacionalidades indígenas
  3. declarar mediante decreto, al territorio de Sarayacu como zona de interés turístico y patrimonio para el desarrollo de un ecoturismo comunitarios sustentable
  4. negociar la deuda externa a través de la conservación del ecosistema amazónico en territorio de Sarayacu.

En esta reunión se evidenció que las autoridades gubernamentales tienen interiorizado la perspectiva de la empresa a tal extremo que se pretende reducir el caso del Bloque 23 a un problema inter-comunitario y no un conflicto entre los pueblos indígenas de Pastaza, el Estado y las petroleras. El ministro de energía, quiso jugar al papel de mediador, al igual que el presidente Gutiérrez en su intervención. Todo lo cual nos ha dejado una sensación de enorme frustración, al ver que el presente gobierno no tiene políticas definidas frente a temas clave, como la economía y los derechos indígenas, el medio ambiente y el petróleo, etc.

Tiene pavor de incomodar a los grandes empresarios, que con sutiles o abiertas amenazas, imponen sus puntos de vista y sus intereses mezquinos, a costa de enormes perjuicios al Estado, y a los pueblos indígenas.

En una declaración del 6 de febrero, la empresa petrolera anunció que suspende los trabajos de exploración en el territorio de Sarayacu, pero se teme que intenten volver a ingresar, esta vez determinados a pasar por encima de la oposición de la comunidad.

Nuestra lucha va más allá de la preservación de nuestro territorio ancestral y se identifica con la defensa de los bosques tropicales como patrimonio de la humanidad y del planeta está basado en la defensa de recursos valiosos para la humanidad y el planeta. La defensa del territorio de Sarayacu permitirá salvar para las futuras generaciones un bosque valioso. En busca de una sociedad justa, con equidad de género".

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 36.- BOLETÍN DE LA RED OILWATCH.- Marzo 2003

 


 

2. UN ÁREA PROTEGIDA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN EL CASO DE LA RESERVA FAUNÍSTICA CUYABENO Y LA PETROLERA ALBERTA ENERGY CO.

La Reserva FaunísticaCuyabeno está ubicada en la Amazonía del Ecuador. Fue creada en 1979, actualmente tiene una superficie de 603.380 hectáreas, de las cuales, 435.500 hectáreas fueron declaradas en 1999 como Zona Intangible. Esta última designación deja sin protección a 17.000 hectáreas que están dentro del bloque petrolero Tarapoa, concesionado en 1975 a la empresa CaymanOilCompany. Actualmente se encuentra operando este bloque la empresa canadiense Alberta EnergyCo.

a) CARACTERÍSTICAS DE LA RESERVA CUYABENO

La Reserva Cuyabeno, según estudios científicos, tiene una gran importancia por su altísima biodiversidad, posee 14 ecosistemas únicos en el país, algunos de ellos sin par en el mundo. Se han encontrado 307 especies de árboles grandes en una sola hectárea (lo que constituye el récord mundial de diversidad de árboles por unidad de área). Se han registrado 493 especies de aves, y más de 100 de mamíferos (Valencia, 1994). La cuenca ecuatoriana del río Napo, a la cual pertenece la reserva se considera la más rica en el mundo en especies de peces, con 473 registradas hasta la fecha. Se ha comprobado que los peces juegan un importantísimo papel en la dispersión de semillas en las zonas anegadizas, al alimentarse de las frutas que caen en época de inundación, de la vegetación ribereña.

La selva de tierra firme posee árboles grandes y palmas, lianas, arbustos de pequeño y mediano tamaño. A lo largo de los ríos se desarrollan algunos árboles emergentes, los pantanos son extensos. En el margen de las lagunas se desarrolla un tipo de bosque sometido periódicamente a inundaciones en época de lluvias, que contiene plantas adaptadas a la presencia de agua así como palmas. Las lagunas y los ríos albergan una fauna característica para los ecosistemas de agua dulce de la Amazonía, muchas de ellas en vía de extinción, como el delfín rosado o bufeo, el manatí o vaca marina, además de la nutria gigante. Las orillas generalmente están habitadas por peces de mediano y pequeño tamaño, así como por caimanes en peligro de extinción.

La fauna de tierra firme es rica en especies de aves y de mamíferos, entre los que destacan los primates (10 especies), roedores, quiróperos, herbívoros y carnívoros corpulentos. Entre estos se encuentran en peligro de extinción el capibara, el tintín o pipele, la guanta, la guatusa, el saíno, el venado rojo, el mono aullador, el chichico, la boa, etc. Pero el grupo más destacado es sin duda el de las aves, donde se destaca el águila arpía, el Oatzín, los papagayos y los pericos.. Se trata de una zona de elevado endemismo de aves y además es fundamental como refugio de aves migratorias del continente americano.

b) POBLACIÓN INDÍGENA EN LA RESERVA

En esta Reserva, además, se asientan ancestralmente comunidades indígenas de las nacionalidades Sionas y Secoyas (parte del territorio está declarado territorio indígena Siona-Secoya). El pueblo Cofán, que originalmente vivía en el alto Aguarico, incluyendo lo que ahora es la ciudad de Lago Agrio (o Nueva Loja), migró de Dureno a la bocana del río Zábalo en el Aguarico bajo. Los Pueblos Siona, Secoya y Cofán actualmente están considerados como minorías étnicas, y en peligro.

También viven dentro de la Reserva la comunidad Kichwa de Zancudococha y Bocana del Cuyabeno; dos poblados de migrantes del pueblo Shuar, los centros Charap y Taikiua, a orillas del Aguarico, junto con otras familias de esta nacionalidad que se han asentado como parte de precooperativas, en calidad de colonos.

c) ACTIVIDADES ECONÓMICAS EN EL CUYABENO

Respecto a las actividades productivas, en el Cuyabeno se considera que existen dos polos de desarrollo del turismo ecológico: las Lagunas del Cuyabeno y desde 1991 la zona de las lagunas de Zancudo. Un estudio de Drum (1990) calcula que el turista en Cuyabeno y Yasuní gasta unos USD 86 diarios. Si la estadía promedio de un turista en el Ecuador es de 8 días, gastando en total USD 100 diarios, y la cifra de turistas extranjeros es de unos 150.000, los ingresos promedio esperados son de USD 120 millones anuales. Las empresas turísticas desde hace algún tiempo están trabajando con las comunidades indígenas, incorporando parcialmente a éstas dentro de las relaciones comerciales.

d) LA EXPLOTACIÓN PETROLERA EN EL CUYABENO

La explotación petrolera principalmente en el bloque Tarapoa ha provocado severos impactos ambientales a la Reserva e impactos sociales a la población indígena y mestiza que ahí se asienta. Los principales impactos ambientales son: la deforestación, la contaminación de aguas, suelos y aire y la pérdida de biodiversidad. Entre los años 1984 y 1989 seis grandes derrames de crudo procedentes del campo Cuyabeno, contaminaron el sistema lacustre de la reserva, que no distan más de 8 Km del campo.

Testigos residentes en la zona reportaron que se pagó algunos dólares a un grupo de Sionas y colonos para la recolección del crudo, sin ningún tipo de protección, que después fue recogido en fundas plásticas y enterrado en unos hoyos al borde de las mismas lagunas (Comité para la Defensa del Cuyabeno, 1993). Durante mucho tiempo estuvo saliendo el crudo de la tierra, aún cuando a simple vista había desaparecido. En noviembre de 1989 se produjo un derrame de crudo de tal magnitud que "filtró" a la opinión pública, dando pie al primer programa de limpieza en la historia del Ecuador. Grandes cantidades de petróleo bajaron por Auca Quebrada hasta las Lagunas del Cuyabeno. Se reportó la muerte de toda clase de vida acuática y los habitantes de Puerto Bolívar tuvieron que perforar pozos para obtener agua de uso doméstico (MAG, 1992).

e) ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS

Debido a la ya iniciada construcción del Oleoducto de Crudos Pesados OCP, las empresas petroleras miembros de consorcio responsable de la construcción y operación de este oleoducto han programado la ampliación de sus operaciones en sus campos con el fin de aumentar la producción de crudo para llenar el OCP.

La empresa canadiense Alberta EnergyCompany AEC, principal accionista del consorcio OCP decidió ampliar sus operaciones dentro de la Reserva FaunísticaCuyabeno, para lo cual inició los respectivos procesos para conseguir las autorizaciones tanto del Ministerio de Ambiente como del Pueblo Siona, dueño ancestral de esa área.

La empresa petrolera AEC después de un proceso de acoso a los dirigentes de la organización Siona consiguió que éstos firmen un convenio autorizando la realización de la prospección sísmica, primera fase de la explotación petrolera, dentro de su territorio y de la Reserva.

El Ministerio del Ambiente entregó la licencia ambiental a la empresa AEC en noviembre del 2002 en total secreto, esto lo prueba el hecho de que un periodista a principios de diciembre preguntó a la entonces Ministra del Ambiente si esa cartera de Estado ya otorgó el permiso a la petrolera AEC para operar dentro de la Reserva Cuyabeno y ella respondió que no lo sabe, que no tiene ese dato en la cabeza.

La empresa ingresó a la Reserva el 10 de diciembre del 2002 y actualmente está terminando de realizar las explosiones de dinamita en las 17.000 hectáreas dentro de la Reserva de Producción FaunísticaCuyabeno. Se calcula que se harán cerca de 6000 detonaciones.

Ahora, con una aprobación que rompe con normas legales y ambientales la petrolera ha iniciado el proceso de prospección sísmica dentro de la Reserva lo cual carece totalmente de legitimidad y quebranta el ordenamiento legal en cuanto a la conservación de estas zonas de reserva y viola la Constitución Política en los artículos 86, el Art. 88 y 23 numeral 6 del mismo cuerpo legal; así como el Principio de Precaución que consta en el Art. 91 de nuestra Norma Suprema y en los principios 3 y 15 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de la cual el Ecuador es suscrito.

En lo que tiene que ver con el impacto ambiental, la prospección sísmica con la tecnología 3D generará erosión del suelo, destrucción de flora nativa, altamente endémica y que aun guarda secretos que requieren ser investigados Las detonaciones que se realizarán durante la prospección sísmica, dañarán los acuíferos que son reservas de agua dulce para el futuro y que hoy alimentan el sistema lacustre de la zona. La presencia constante de helicópteros produce un ruido que ahuyentará animales de caza, incluyendo aves que han iniciado ya un proceso de migración. Esto ocasionará una disminución en la fauna que es considera internacionalmente como una de las más importantes a escala mundial. Además se propiciará la deforestación y la invasión de tierras por parte de colonos.

Frente a esta agresión que sufre esta reserva única en el mundo, los gobiernos locales de Cuyabeno. Putumayo, Lago Agrio, Consejo Provincial de Sucumbíos, operadoras turísticas, universidades, Acción Ecológica, organizaciones campesinas, juntas parroquiales y la Cámara de Turismo conformaron un Comité de Defensa del Cuyabeno, cuyo objetivo es lograr la salida de la empresa AEC de la Reserva y la declaración de intangibilidad de toda esta área protegida. El Comité ha iniciado una labor de acercamiento con las nuevas autoridades ambientales y de energía y minas del país para demandar a estas dos dependencias competentes acciones urgentes para salvar al Cuyabeno.

Si usted quiere apoyar que el Cuyabeno sea declarado como Área Intangible, donde no puede haber ninguna actividad petrolera o minera, ponerse en contacto con: Alexandra Almeida. ACCIÓN ECOLÓGICA. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 38 .- BOLETÍN DE LA RED OILWATCH .-Mayo 2003


3. UN DERRAME EN PAPALLACTA, CAUSADO POR LA CONSTRUCCIÓN DELOCP, PONE EN PELIGRO ÁREA PROTEGIDA

El 8 de abril del 2003, cerca de las 5:00 de la mañana, una rotura del Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE) generó un derrame de crudo en la reserva Cayambe Coca, el cual bajó a la laguna de Papallacta donde cubrió cerca de la mitad de su superficie. El agua que abastece al 60% de la población de Quito proviene de esta laguna, existe un real riesgo de contaminación de largo plazo por bioacumulación de residuos hidrocarburíferos. Este hecho demuestra, una vez más, que el paso de dos oleoductos, el SOTE y el OCP, a ambos lados de la Laguna de Papallacta, es totalmente irresponsable.

El martes 8 de abril, entre las 4:00 y las 5:00 de la mañana, se produjo un derrame de crudo por rotura de una soldadura del SOTE en el sector Sucos - San Juan, ubicado en la Reserva Cayambe Coca. Según Petroecuador, la fisura en el oleoducto se habría producido por el paso de tractores que trabajaban en la construcción del nuevo Oleoducto de Crudos Pesados, en un sector donde el SOTE se encuentra enterrado a sólo 1m10 cm de la superficie y en tierra suelta.

Hasta la 1:00 de la tarde, nada se hizo para detener el flujo de crudo que descendía por los ríos Sucos y Tambo hasta la Laguna de Papallacta; recién a las 2:00 de la tarde se colocaron boyas como barreras al derrame, es decir más de 9 horas después de producirse el derrame, y sólo se contó con dos equipos de succión para la extracción del crudo.

A la 1:00 de la tarde, cerca de la mitad de la Laguna de Papallacta, estaba cubierta de crudo. Los ríos y la Laguna son una zona rica en biodiversidad y que alberga a numerosas especies de peces, anfibios, patos y pájaros actualmente en peligro.

Si bien las válvulas fueron cerradas por la Empresa Municipal de agua potable, poco tiempo después de ocurrirse el derrame, la contaminación está dada y esta tenderá a asentarse y constituir una fuente constante de contaminación para la laguna. El viento, las corrientes acuáticas y de la bioacumulación de los hidrocarburos en vegetales acuáticos y sedimentos pueden producir una contaminación en las rocas volcánicas que filtran el agua de la laguna, que jamás podrán ser remediadas.

Vale recordar que el crudo contiene tóxicos y metales pesados como el vanadio, que puede mantenerse en el ambiente durante periodos de hasta 10 años. Según Víctor Granadillo, de la Universidad del estado de Zulia en Venezuela: "el vanadio es capaz de ocasionar cambios en el material genético de plantas, animales y humanos".

Por otra parte, el OCP, cuya construcción está cerca de concluir, rodea la Laguna de Papallacta para luego seguir una ruta paralela al SOTE pasando por la Reserva Cayambe Coca. Este nuevo oleoducto no tiene ni una buena tecnología, ni medidas de protección para el agua en caso de ocurrirse un derrame como este. Hay que recordar que cuando hubo la erupción del Reventador, el OCP demostró ser más frágil y vulnerable que el SOTE. Con el agravante de que el OCP transportará crudo pesado, caliente (hasta 80 grados) y que duplicará el riesgo y cantidad de contaminación.

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 38 .- BOLETÍN DE LA RED OILWATCH .-Mayo 2003


4. BUENA NOTICIA: PIDEN MORATORIA PARA LA  EXPLOTACIÓN PETROLERA EN EL PAIS  

Por el día del Ambiente, un grupo de unas 50 organizaciones sociales, gobierno locales, comunidades de base, ecologistas entregaron al Ministro del Ambiente una petición para que se declare en el Ecuador una moratoria a la expansión de la frontera petrolera y la explotación minera a cielo abierto. Asistieron como testigos el Alcalde Auki Tituaña, quien ha trabajado desde hace años por declarar a su jurisdicción como un Cantón ecológico. Estuvo presente además el Alcalde de Tambo Grande, donde se realizó hace algunos meses un plebiscito donde el 98% de la población se pronunció en contra de la minería, y el diputado de Costa Rica Edwin Petterson, quien estuvo involucrado en la declaratoria de la moratoria a la explotación petrolera en su país.

El texto de la petición dice que el Ecuador se abstendrá de realizar nuevas exploraciones de petróleo y de autorizar proyectos mineros de extracción de metales utilizando la tecnología de minería a cielo abierto en territorio nacional, en razón de un esfuerzo internacional por conservar la biodiversidad agrícola y silvestre y el clima mundial, y apoyar actividades sustentables, por un plazo determinado por una comisión especial, no menor de 3 años, plazo en el que se procederá a evaluar los resultados de la moratoria.

Para ello piden:

  1. Conformar una comisión especial integrada por el Ministerio del Ambiente, Ministerio de Agricultura, para hacer un levantamiento de las zonas que pasarán a ser áreas intangibles a perpetuidad, e integrarlas al sistema de áreas protegidas por el Estado.
  2. Conformar una comisión entre el ministerio de relaciones exteriores y al ministerio del ambiente, iniciar gestiones a nivel internacional para que este esfuerzo sea reconocido a nivel internacional, como un beneficio global y se traduzca en ventajas económicas para enfrentar las obligaciones que tiene el estado y que tradicionalmente las ha resuelto por la vía de la extracción de recursos no renovables.
  3. Conformar una comisión entre el ministerio del ambiente, el ministerio de agricultura, el ministerio de bienestar social y el ministerio de economía para internalizar las "externalidades" (ambientales, sociales y económicas) de las actividades minera y petrolera a fin de que los precios de sus productos, primarios y elaborados, reflejen adecuadamente sus costos, incluyendo los que derivan de la mejora tecnológica y de la restauración ambiental.
  4. Crear una comisión especial para revisar los actuales contratos petroleros y títulos mineros particularmente aquellos otorgados a empresas privadas, que están en áreas protegidas y/o que han sido cuestionados por poblaciones locales e instancias públicas.
  5. Crear una comisión especial para investigar y dar recomendaciones sobre el presupuesto nacional con un enfoque especial en los procesos de endeudamiento del estado y en las posibilidades de impuestos sobreexternalidad es negativas y sobre el agotamiento de "capital natural".
  6. Convocar a una plataforma nacional sobre energía, que permita iniciar una transición a energías limpias, renovables, de bajo impacto y a la eficiencia energética, con una eliminación progresiva de la dependencia de los combustibles fósiles.

Por otro lado, los pueblos indígenas Shuar, Achuar y Záparo del Ecuador expresaron su negación absoluta a la explotación petrolera en sus territorios. En rueda de prensa, el Comité Interfederacional, agrupado por las organizaciones indígenas Ficsh, Finae, Fipse, acompañado de la organización záparaOnzae, declararon a la opinión pública nacional su oposición tajante al ingreso de la petrolera estadounidense Burlington en los bloques 23 y 24.

Los presidentes de estas organizaciones afirmaron que no quieren que el desastre ambiental y social ocurrido en el nororiente ecuatoriano se repita en la Amazonía centro sur del país, en las provincias de Pastaza y Morona Santiago, donde viven sus comunidades.

Estos representantes reiteraron su decisión, ya expresada en la propia sede de Burlington en Houston, su negativa a cualquier tipo de diálogo o negociación con esta o cualquier otra petrolera. Desmintieron rumores que afirmaban que los dirigentes habrían estado negociando con la compañía.

También exhortaron al gobierno para que acate esta decisión nacida de las bases y recordaron que los Amazónicos trabajaron para llevar al Lucio Gutiérrez a la Presidencia. Si el gobierno insiste en explotar petróleo en sus territorios, afirmaron que seguirán en la lucha hasta que se detenga tal pretensión.

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 39 .-BOLETÍN DE LA RED OILWATCH.-Junio 2003

5. ABOGADOS ESTADOUNIDENSES ASUMEN JUICIO POR MIL MILLONES DE DÓLARES EN CONTRA DE CHEVRONTEXACO EN ECUADOR

QUITO, Ecuador.- Una década después del fracaso de lograr introducir en las cortes de Estados Unidos, los abogados representantes de un grupo de ecuatorianos que vieron su bosque tropical destruido por la compañía estadounidenses Texaco, presentaron su demanda en Ecuador el día jueves pasado.

"Tendremos por primera vez en la historia, a una compañía como ChrevonTexaco sujeta a las leyes de una pequeña comunidad" sostuvo el abogado Cristóbal Bonifaz durante una conferencia de prensa en Quito, capital del Ecuador.

Los abogados dijeron que ellos querían ver a la empresa ChevronTexaco, con sede en California, limpiar la contaminación que ha envenenado el agua de los ríos y de consumo humano y causando altísimos niveles de cáncer en la región.

La limpieza y seguimiento médico para los 30.000 pobladores locales costaría podría exceder los 1000 millones de dólares. ChevronTexaco dijo que la compañía siguió las leyes ambientales ecuatorianas y limpió antes de irse.

Bonifaz, un abogado nacido en ecuador, que practica su profesión en Amherst, Massachussets, dijo que el juicio será interpuesto el día jueves en una pequeña corte del pueblo de Lago Agrio, a 185 Km. al noreste de Quito.

El juicio alega que la subsidiaria de Texaco, que operó cerca de Lago Agrio, desde inicios de 1970 hasta 1990, tomó ventaja de los débiles estándares ambientales del Ecuador, para rebajar costos, echando el agua de formación extraída en extensas piscinas abiertas al aire libre. En ese entonces, en muchos de los estados de los Estados Unidos ya se reinyectaba el agua bajo la superficie, sostuvo Bonifaz.

"Ellos tomaron las decisiones aún sabiendo que estaban causando efectos devastadores en el ambiente, y no hubiesen extraído petróleo de esa forma en los Estados Unidos o en cualquier otra parte del mundo", dijo Joseph Kohn, un abogado experto en acciones de clase de Filadelfia que trabaja en el caso.

Bonifaz dijo que la compañía abandonó cerca de 350 piscinas con agua contaminada, con petróleo y químicos que causan cáncer, a lo largo de un área de 50 por 100 Kilómetros cuadrados.

MaripatSexton, vocera de ChevronTexaco en Houston, dijo que la compañía ya pagó 40 millones con un acuerdo de limpieza que el gobierno ecuatoriano firmó en 1998.

"Los demandantes aún no tienen pruebas creíbles, sustanciales y evidencia independiente que sostenga una conexión entre las operaciones de Texaco - que terminaron hace cerca de una década - y los impactos negativos alegados, sostuvo Sexton.

El caso fue llevado a las cortes de los Estados Unidos en 1993. Luego de un tortuoso camino por el sistema jurídico, el segundo Circuito de la Corte de Apelaciones en Nueva York se puso del lado de la empresa, decidiendo, en agosto del 2002, que el caso debía ir al Ecuador, en donde el daño ocurrió.

Los abogados estadounidenses originalmente querían que el caso sea tratado en las cortes de su país debido a que la dependencia del Ecuador a los ingresos petroleros lo hacía inadecuado para que sus cortes ejerzan una justicia adecuada. Las exportaciones de petróleo son al rededor del 40% de sus ingresos totales.

Bonifaz sostiene que el equipo ya estaba preparado para un cambio de jurisdicción. Los abogados además trabajaron con congresistas de Ecuador para dictar una ley similar al "Superfund" de Estados Unidos, que fue creado en 1980 y que exige que los contaminadores en los Estados Unidos paguen por las limpiezas aun cuando el sitio haya sido vendido o ya no esté más en operación.

Ecuador ya aprobó su ley "Superfund" en 1999, dijo Bonifaz. Además manifestó que se espera, si la corte de Lago Agrio acepta el caso, que en alrededor de 6 meses habrá algún resultado.

Debemos recalcar, que en el año 2001, la Texaco se fusionó con la empresa también estadounidense Chevron.

Gonzalo Solano, AssociatedPress. 7 de mayo del 2003

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 39.-BOLETÍN DE LA RED OILWATCH.-Junio 2003


6. ANTES DE MORIR VOY A CONTAR

MoiEnomenga.

Huaorani Ecuatoriano

Los muertos te dan la energía para contar la historia, para que se acuerden de los muertos los futuros. Taga era mi tío. Hace 30 años lo mataron entre Huaorani. A partir de allí nosotros llamamos Tagaeri a ellos porque la familia de Taga se quedó allá donde ellos estaban al comienzo por Tivacuno - Tiputini. Luego se mezclaron con los Taromenane. Nosotros nos fuimos a la "civilización", a Teweno, en la Prov. de Pastaza. Taga se quedo con su familia y luego hubo una guerra entre Huaorani, y murió Taga. Su familia se juntó con los Taromenane.

Los Taromenane vinieron desde el Perú, eran los más valientes. Eran guerreros muy fuertes porque dejan bien lanzados a sus enemigos. Dejan muchas lanzas (más de 30) en el cuerpo de la persona y por eso se llaman Taromenane. Nosotros dejamos solo 3, 4 o 5 lanzas, en el cuerpo de la persona. Taro, en Huaorani quiere decir lanza.

Hace 90 años mi bis abuelo ganó una batalla a los Taromenane y se quedó con mujer Taromenane. Por eso conozco de los Taromenane. Mi padre me contó, y yo lo cuento a los chicos para que sigan contando.

Ahora los Tagaeri - Taromenane viven en el territorio entre Chiripuno, Teweno, Cununaco Chico y Cachiyacu, y cerca del río Curarai hacia Perú.

Los Huaorani fueron civilizados por una norteamericana Raquel Saint que llegó a fines de los años 40, porque los Huaorani mataron a su hermano que vino a evangelizar, para poder dejar entrar a las compañías petroleras en territorio Huaorani.

A través de ella vinieron los que eran la compañía Shell, antes todo el mundo tenia miedo, por que los Huaorani no dejábamos entrar a nadie a nuestra selva. Ese es el cuento es la historia de otro país, porque nosotros teníamos nuestra propio espíritu, porque vinieron. Hace pensar otra idea, otra cultura, el pensamiento de otro mundo. Como no sabíamos escribir, pero nosotros teníamos cuentos y nunca los hemos escrito La civilización vino a los Huaorani con la biblia, los pastores iban entre las familias a contar y mentir que vienen dioses, viene castigo, vienen amenazas, va a acabar el mundo, va a enterrar la tierra, porque es malo matar entonces así dejaban las lanzas los Huaorani, dejaban de matar entre familias.

A través de contacto con civilización, que nos junto a muchas comunidades en un solo sitio que era donde vivía la misión en el Teweno, en ese encuentro mucha familia perdí, muchos murieron el primero que enfermo fui yo pero no paso nada casi estaba muerto pero aguante, yo tenía un año, de ahí otros morían abuelas, tías, tíos, cuñados, primas, con poliomielitis y otras enfermedades, por ese motivo nuevamente nos dividimos a ir a comunidades, hasta eso ya había entrado compañías, carreteras desde Coca por la vía de los aucas habían colonos, petroleros y también madereros estaban ingresando cada vez más.

Mi papá nos llevó a vivir en el río Noshiño en Dayuno, entrando por Misahuallí desde 1972. Después construimos primera escuela hispana ahí, yo comencé a estudiar en escuela primaria. Vivimos hasta el 88 allí casi 20 años, después Dayuno tuvo problemas con Quichuas muchos ingresaron para cacería, en la comunidad era mucha gente, no había casería ni pesca, después del 88 destruimos esa comunidad y formamos 5 comunidades, Quiwaro, Queweriuno, Wentaro, Cacataro y Galeno así dividimos. Dayuno ahora remontó.

Desde allí comenzamos a organizar para defender porque yo necesitaba territorio para Huaorani. Comenzamos contacto de organizaciones de los indígenas luchamos un año desde 89 hasta 90 para conseguir títulos, en tiempo de Hurtado teníamos 60.000 has, era poco para nosotros , fuera de eso era reserva 672.000 has y más parque Yasuní 900.000 has, entonces mi corazón y mi pensamiento era tener nosotros las 670.000 has. y así lo logramos a través de organizaciones nacionales, por eso quiero ahora agradecer a las organizaciones indígenas que hay en el país.

En el gobierno de Rodrigo Borja legalizó estas 672.000 como Territorio Huaorani pero dijo que las compañías petroleras podían entran en nuestras tierras. Por eso,

por los 90, había Conoco que después fue MAXUS y ahora es YPF- REPSOL.

Yo luché para defender, para no autorizar, para tener el territorio como vivían abuelos antes, después teníamos mucho contacto bueno entre Huaorani, cuando la linderación del territorio, después llegó compañía hicieron con dinero convenios y contratos y así va a morir a destruir y matar a Huaorani por eso están.

Ahora los que viven en carretera son mis familias tienen mucho problema de alcohol, también necesita mucho dinero, quiere tener cosas como viven en la ciudad, hay mucho ingreso de gente extraña. Pero fuera de la carretera en comunidad se vive tranquilo, solo necesita ayuda del gobierno, no dinero de compañía.

El dinero hace paliar mas, hace conflictos pero en futuro nos sabemos que pasará con Huaorani. Por que ahora cada vez que ingresa más compañía y mas enfermedades por eso ahora Huaorani necesita mucho más dinero, para curarse.

Ahora los petroleros quieren hacer más convenios para entrar más en territorio de los Huaorani cada vez mas cerca del territorio de los TagaeriTaromenane y de las

comunidades más sanas, la vías que abren los petroleros son las vías de los maderos.

Muchos militares están en el bloque 16 y en el bloque 31 de PerezCompanc he escuchado todo lo que dice mi familia, preocupa bastante.

Mi comunidad Quewueriuno, Wameno y otras ya no vamos a dejar la entrada a madereros, petroleros, de lucha siempre ya no vamos a permitir, pedimos al gobierno que detenga a los que nos amenazan y son la verdadera razón por que los Huaorani estamos muriendo.

Mi visión es que los Taromenane vivan tranquilos, ellos no molestan a nadie, solo quieren vivir su propia vida, ese es el derecho, ahora fueron con fuerza entre familia, fueron a matar por intereses de madera, de petróleo de gente extraña con dinero, yo estoy de acuerdo con la lucha de ellos yo también voy a luchar con gobierno, con papel para que vivamos tranquilos.

Yo pido apoyo para unir más fuerza de organizaciones y del mundo de afuera para defender, sino vamos a desaparecer, porque unidos con fuerza si respeta el mundo.

También somos parte los Huaorani, necesitamos tener control, para exigir que no entra mas gente extraña.

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 40 .-BOLETÍN DE LA RED OILWATCH.-Julio 2003


7. ¿JUSTICIA AMBIENTAL?. EL CASO DE LA REFINERÍA ESMERALDAS.

En la mayoría de países, sobre todo aquellos desarrollados se ha encontrado que las refinerías o industrias de alto riesgo se localizan estratégicamente en sectores en donde viven inmigrantes, que son la gente más pobre. En el caso de los EE.UU. sobre todo latinos o negros.

El argumento es que son los pobres los que escogen estos lugares. Se desconocen los mecanismos estructurales que funcionan para invadir la tierra de ocupantes tradicionales a favorecer la colonización de las personas pobres en los alrededores de las nuevas instalaciones.

Frente a la reparación de los daños se aplica también una doble moral, hay compensaciones para pobres y también para ricos. Esmeraldas es una zona de importante actividad petrolera. Allí se encuentra la refinería de Esmeraldas, la terminal de productos elaborados, la terminal de gas, la terminal de oleoducto transecuatoriano, el terminal petrolero de Balao y la cabecera de poliducto: Esmeraldas-Quito-Ambato.

La población tradicional es mayoritariamente afrodescendiente, con tradición agrícola y recolectora. Los cantones más densamente poblados son aquellos por donde atraviesa el oleoducto y la cuidad de Esmeraldas. La construcción de la terminal de Balao supuso el desalojo de pescadores que vivían junto a la playa. Fueron desalojados los moradores que vivían junto al río. Este terminal ha producido un severo impacto de contaminación en el mar.

El 26 de febrero de 1998 se produjo un incendio en la Refinería de Esmeraldas. Petroecuador, la empresa estatal que opera la refinería, procedió a agarindemnizaciones, las que variaban dependiendo de los demandantes. Estas fueron desproporcionadamente diferentes. Una empresa bananera por ejemplo recibió la mismo que recibieron 10 personas que habían perdido parientes. En este caso, la propiedad privada era valorada más alta que la vida humana.

a) JUICIO. LA PROPICIA VS PETROECUADOR

A raíz del incendio, el Comité Pro mejoras del barrio Delfina Torres Viuda de Concha (La Propicia 1) donde se encuentra ubicada la refinería, presentó una demanda por daños permanentes y accidentales provocados históricamente por la

refinería de Esmeraldas.

El juicio demanda la reparación de los daños ocasionados por la presencia de la refinería, las compensaciones por estos daños y la cancelación de las fuentes de contaminación.

El comité argumenta encontrarse en el área de influencia de la refinería y haber sido afectados por los derrames y accidentes de antes y después del 26 de febrero de 1998. Representan a las 250 familias que viven en La Propicia y a todo el pueblo de Esmeraldas que ha sufrido y sufre los impactos de la refinería.

Sufren por la contaminación permanente de la refinería que descarga sus desechos al Teaone y Esmeraldas. Además de la contaminación por la emisión de gases rutinarios y accidentales.

La demanda por daños y perjuicios, incluyendo daños morales, es por 35 millones de dólares. Estos fondos serán para realizar obras tales como el alcantarillado, tratamiento de aguas, enrocado y contención de los ríos, y para cubrir aspectos de salud y mejoras del barrio.

Demandan así mismo que se verifiquen las medidas necesarias para cancelar las fuentes de contaminación. Los demandantes han comprobado los impactos ambientales, sociales y los que derivaron del incendio, basándose en el peritaje de varios profesionales, con documentos publicados, y con testimonios –escritos y gráficos- de la prensa.

Petroecuador tomó todas las acciones para minimizar el impacto del incendio. A fines del 2002, los pobladores de "La Propicia" ganaron el juicio a Petroecuador.

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 41 .-BOLETÍN DE LA RED OILWATCH.- Septiembre 2003


8. CHEVRONTEXACO NO  CONSIDERO LA BIODIVERSIDAD  EN SUS OPERACIONES

Luego de dos décadas de operaciones en la Amazonía Ecuatoriana, ChevronTexaco perforó 339 pozos en un área que actualmente alcanza las 442.965 hectáreas y, deliberadamente, vertió toneladas de material tóxico y desechos de mantenimiento y más de 19 mil millones de galones de agua de producción en el medio ambiente amazónico sin ningún tratamiento o monitoreo. Cada día se vertía 5 millones de galones de aguas de producción al ambiente, así como también incontables desechos de mantenimiento y de otras actividades de producción. Los desechos del petróleo eran aplicados a las carreteras para controlar el polvo y darles mantenimiento, produciendo contaminación a lo largo de toda la ruta. Cada día se quemaba como desecho decenas de millones de pies cúbicos de gas; devastando así un recurso natural y contaminando el aire.

Además de las rutinarias y deliberadas descargas y emisiones en el medio ambiente, los derrames accidentales eran muy frecuentes. Durante el tiempo que la Texaco operó el oleoducto transecuatoriano los derrames ocurridos solamente en éste alcanzaron aproximadamente los 16,8 millones de galones de crudo. Nunca desarrolló un sistema eficiente para detectar derrames ni estableció planes de contingencia.

Los últimos indígenas Tetetes - ahora extinguidos como pueblo- abandonaron sus tierras cercanas a Lago Agrio, pueblo que surgió en el auge petrolero alrededor del primer campo comercial de Texaco.

Además de romper abruptamente la forma de vida de los pueblos de la Amazonía, la Texaco generó pobreza a su alrededor al destruir los recursos naturales que empleaban para usos medicinales, nutricionales, domésticos y religiosos. Cuando la Texaco inició la exploración petrolera el área era un bosque húmedo tropical primario. Ahora, en los afluentes de los ríos de un ecosistema que es mundialmente reconocido por su riqueza biológica y que contiene del 20 al 25% de reservas de agua dulce del mundo, muchas familias ya no tienen agua pura o alimento suficiente. Más aún, enfrentan problemas de salud relacionados con la contaminación petrolera.

En 1992, docenas de pozos se convirtieron en fosas de desecho al cubrirlas con lodo, sin examinar, tratar o separar los desechos simplemente los aislaron del medio ambiente; a esto denominaron "una limpieza". En muchos otros sitios, el crudo, la tierra y la vegetación contaminados fueron recogidos manualmente y quemados en pequeños agujeros en la tierra.

El mismo año expiró el contrato de producción de Texaco con Ecuador y la compañía cedió el control total de sus viejas instalaciones a Petroecuador. El año siguiente, 1993, se inició una demanda judicial de acción de clase en contra de Texaco en la Corte Federal de WhitePlains, NewYork, en defensa de los indígenas y colonos residentes, quienes alegan haber sido afectados por la contaminación producida por Texaco.

Luego de una década, este juicio ha sido enviado al Ecuador. ChevronTexaco tiene aquí una magnífica oportunidad de demostrar que está verdaderamente comprometido con la conservación de la biodiversidad y con las poblaciones que tradicionalmente han preservado esa biodiversidad.

Sin embargo sus abogados dicen que ya han cumplido con el Ecuador.

__________________________________________________________________

Fuente: RESISTENCIA Número 42 .-BOLETÍN DE LA RED OILWATCH.- Noviembre 2003