header ilustraciones

africa-head.jpg
'
Fluye el petróleo, sangra la selva

-Graffiti en Quito - Ecuador

Keep the oil in the soil and the coal in the hole

-Conference of Polluters - COP17 - Durban 2011

'

Carta abierta a Costa Rica, sus ciudadanos y su presidente

nopetro.pngTras los principales conflictos en el mundo, tras las guerras, invasiones, dictaduras, corrupción, enfermedades, destrucción de bosques tropicales, cambio climático…. está el petróleo y la civilización que se ha construido a su alrededor.

Pero Costa Rica decidió, dar un paso al frente y “declararle la Paz a la Naturaleza". La iniciativa, debería ser postulada al Nóbel de la Paz por imaginativa, por ejemplar, por necesaria y por urgente. Hoy Oilwatch Costa Rica propone celebrar el 5 de junio reiterando esa declaración de paz que en el año 2002 fuera anunciada por el Presidente Abel Pacheco.

Quienes venimos de países con actividades petroleras podemos decir, sin lugar a dudas, que no es buena idea la explotación petrolera. El petróleo no trae desarrollo, por el contrario, es fuente de empobrecimiento, saqueo,  corrupción, destrucción de la naturaleza y agresiones a las comunidades locales.

Quienes venimos de países con actividades petroleras estamos dando una lucha frontal para salir de este modelo y recuperar la paz que nos arrancaron.

Hemos escuchado por años hablar de una tecnología de punta que jamás se ha visto, de “ingresos fiscales” que realmente se ha transformado en un circuito de endeudamiento, empobrecimiento y pago de deuda. Lo cierto es que en pocos años de explotación petrolera no vamos quedando sin petróleo y sin naturaleza. Con una pobreza mayor y con las bases de la subsistencia destruidas o  contaminadas.

Costa Rica es un país que el mundo admira, sin ejército, con una inmensa riqueza natural y con una profunda cultura de paz.  Ha demostrado su inteligencia y visión política al mantenerse al margen de la caótica situación en la que se embarcan los países con petróleo.

La declaratoria de paz que la Moratoria de Costa Rica a la actividad petrolera implica, ha alimentado la esperanza en cientos de casos de lucha contra las agresiones petroleras en diferentes continentes y países. Documentos, cartas, artículos en las lenguas más diversas mantienen el nombre de Costa Rica en el rincón de la  esperanza.

No hay mejor manera de festejar el 5 de junio que aunando nuestras voces a la Costa Rica que declaró la paz a la naturaleza.

Manda esta y otras cartas a las embajadas de Costa Rica y pidamos la moratoria se mantenga y que la iniciativa sea reconocida como un aporte internacional.

OILWATCH
INTERNACIONAL