header ilustraciones

africa-head.jpg
'
Fluye el petróleo, sangra la selva

-Graffiti en Quito - Ecuador

Keep the oil in the soil and the coal in the hole

-Conference of Polluters - COP17 - Durban 2011

'

¿Qué falta en las negociaciones sobre el clima? ¡Justicia!

bali_p.jpgBALI (INDONESIA), 14 de diciembre de 2007 – Durante la Conferencia sobre el Clima de la ONU, activistas de organizaciones y movimientos sociales de todo el mundo llevaron la lucha por la justicia social, ecológica y de género a las salas de negociaciones y a las calles de Bali. [1]

Foto: Ben Powless, IEN

Tanto dentro como fuera del centro de convenciones, los activistas reivindicaron políticas y prácticas que protejan los medios de vida y el entorno.
En decenas de actos paralelos, informes, protestas espontáneas y ruedas de prensa se han presentado las falsas soluciones al cambio climático –como la compensación de emisiones, el comercio de emisiones para los bosques, los agrocombustibles, la liberalización comercial y la privatización–, defendidas por gobiernos, organismos financieros y empresas multinacionales.

Las comunidades afectadas, pueblos indígenas, mujeres y campesinos exigieron soluciones reales a la crisis climática, soluciones que no han captado la atención de los dirigentes políticos. Entre estas verdaderas soluciones, cabe destacar:

  • reducción del consumo.
  • importantes transferencias económicas del Norte al Sur –por su responsabilidad histórica y deuda ecológica– para pagar los costes de adaptación y mitigación, desviando presupuestos militares, con nuevos impuestos y con la cancelación de la deuda. 
  • dejar los combustibles fósiles bajo tierra e invertir en la eficiencia energética y en energías renovables, seguras, limpias y dirigidas por las comunidades. 
  • una conservación de los recursos que se base en derechos y que haga valer los derechos territoriales indígenas y promueva la soberanía popular sobre la energía, los bosques, la tierra y el agua. 
  • agricultura familiar sostenible y soberanía alimentaria de los pueblos.

En las negociaciones, los países ricos e industrializados han ejercido una presión injustificable sobre los gobiernos del Sur para que se comprometan a reducir sus emisiones. Al mismo tiempo, se han negado a cumplir con sus obligaciones legales y morales de reducir drásticamente las emisiones y respaldar las iniciativas de los países en desarrollo para reducir las emisiones y adaptarse a los impactos climáticos. De nuevo, se está obligando a la mayoría del mundo a pagar por los excesos de la minoría.

Comparado con los resultados de las negociaciones oficiales, el principal éxito de Bali está en el impulso que se ha generado en torno al movimiento mundial por la justicia climática.

Y seguiremos con nuestra lucha no sólo en las negociaciones, sino también sobre el terreno y en las calles: ¡justicia climática ya!

*Notas*

[1] Muchos movimientos sociales y grupos reunidos en Bali han acordado crear una plataforma llamada Climate Justice Now! con el objetivo de mejorar el intercambio de información y la cooperación entre ellos y con otros grupos, e intensificar así las actividades para evitar y afrontar el cambio climático. La justicia es un factor esencial de la lucha contra el cambio climático, y no se debe sacrificar bajo ningún concepto.

La plataforma está integrada, entre otros, por: Carbon Trade Watch, Transnational Institute; Center for Environmental Concerns; Focus on the Global South; Freedom from Debt Coalition, Philippines; Amigos de la Tierra Internacional; Gendercc - Women for Climate Justice, Global Forest Coalition; Global Justice Ecology Project; International Forum on Globalization; Kalikasan-Peoples Network for the Environment (Kalikasan-PNE); La Vía Campesina; miembros de Durban Group for Climate Justice; Oilwatch; Pacific Indigenous Peoples Environment Coalition, Aotearoa/New Zealand; Sustainable Energy and Economy Network; The Indigenous Environmental Network; Third World Network; WALHI/ Friends of the Earth Indonesia; Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales.